Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Usted está aquí: Inicio / Derechos laborales / Seguridad Social / Sistema previsional / Ventajas y desventajas de seguir cotizando tras el retiro
 

Ventajas y desventajas de seguir cotizando tras el retiro

TuSalario.org/Chile. Conoce aquí cuáles son los beneficios y las contras de continuar trabajando y cotizando en la AFP a la vez.

 

Cuando llega el momento de pensionarse algunos aprovechan para darse gustitos que antes no se daban, otros prefieren la cautela y siguen trabajando y cotizando a la vez.

Ambas decisiones están dentro de los escenarios esperables, según los entendidos. Para María Eugenia Jiménez, asesora previsional de BrainInvest, está la persona que "no va generar ingresos y sólo vivirá de su pensión, y el que se pensiona para sacarle partido al sistema".

¿Cuáles son los beneficios de seguir trabajando tras pensionarse?

Si una vez pensionado decide seguir trabajando como dependiente sólo estará obligado a cotizar el 7% para la salud. ¿La razón? "Una vez que se jubilan, los trabajadores están exentos de cotizar para el fondo de pensiones y pagar la comisión que cobra la AFP", explican desde la Superintendencia de Pensiones (SP).

La cotización post retiro tiene una ventaja que reconocen los asesores previsionales y que está ligada a las licencias médicas. Así, si usted ha jubilado e impone en una AFP mientras sigue trabajando, sus licencias médicas se pagarán. "Porque el hecho de que se hagan imposiciones, da derecho a que cuando se tenga licencias médicas se paguen esos días", explica Jiménez. Un alcance: sólo podrá presentar la licencia contando con un mínimo de seis meses de afiliación a un sistema previsional y teniendo tres meses de cotizaciones.

¿Cuáles son las desventajas?

A la hora de optar por esta modalidad -cotizar tras jubilar-, no sólo terminará pagando el doble de la cotización de salud: también pagará más impuestos. Según informan desde la Superintendencia de Salud, si usted está pensionado y sigue trabajando, le descontarán el 7% tanto de su pensión como de su salario. En la práctica, paga dos veces ese porcentaje.

"Por eso, si ya jubiló, la pregunta es para qué lo hago si seguiré trabajando (...) Además, el hacer uso de mi ahorro previsional y querer seguir ahorrando, termina siendo una especie de contradicción", afirma Fernando Ávila, gerente de operaciones de la Asociación de AFP.

Quienes se pensionan a la edad legal -60 años para las mujeres y 65 para los hombres- deben tener presente que las pensiones son una renta. Por eso, si usted recibe esta pensión, además de su salario, su situación frente a los impuestos va a cambiar. Lo más probable es que termine pagando más impuestos de lo que pagaba antes de la pensión.

¿Cuál es la mejor opción?

Postergar la jubilación. No hay una receta para aumentar la pensión. Y por eso, los expertos aconsejan apostar por lo más seguro que, en este caso, es retrasar lo que más pueda el momento de su retiro.

Según Fernando Ávila, si usted posterga su jubilación, independiente del número de años por el que lo haga, su pensión aumentará no sólo porque cotizó el 10% , sino también porque el saldo en la AFP se sigue invirtiendo y usted vuelve a ganar rentabilidad.

"Por cada año que uno postergue la jubilación, tiene un efecto en torno al 10% o 12% de mayor pensión. Y tener eso de ingreso todos los meses para el resto de tus días es un impacto significativo", dice el ejecutivo.

 Fuente: El Mercurio

No olvides completar la encuesta salarial!

Share |