Tusalario.org/Honduras - Salario, salario mínimo, derecho laboralTusalario.org/Honduras - Trato justo, conciliación de la vida laboral, Derecho laboralTusalario.org/Honduras - Trato justo, el trabajo infantil, las mujeres en el lugar de trabajoTusalario.org/Honduras - Consejos de Carrera para las personas de HondurasTusalario.org/Honduras - comparar salarial en HondurasTusalario.org/Honduras - Salud y seguridad en el lugar de trabajo en Honduras
Vos compartes, nosotros comparamos

Brecha Salarial de Género - Preguntas Frecuentes

1. ¿Qué es la diferencia salarial de género?

¿Qué es la diferencia salarial?

La diferencia salarial significa que un empleado gana más que otro, Las diferencias salariales existen; no están prohibidas; no entre hombres y mujeres; tampoco entre personas de diferentes creencias o etnias. Estas diferencias pueden incluso ser enormes. Las diferencias salariales, con frecuencia, se dan porque individuos con más experiencia laboral o que desempeñan puestos de alta cualificación, obtienen más ingresos que individuos con bajo nivel educativo o que acaban de empezar su trayectoria en el mercado de trabajo. Por tanto las diferencias salariales están muy extendidas. Pero, ¿es justo?

¿Qué es la desigualdad salarial?

Cuando dos individuos en una empresa realizan trabajo similar, con un nivel parecido de cualificación, y no obtienen el mismo salario, estamos hablando de desigualdad salarial. Ese tipo de situaciónes son ilegales y se consideran discriminatorias. Sin embargo la desigualdad salarial tiende a implantarse de manera silenciosa. Por ejemplo: imagina una situación laboral en la que la dirección sitúa al “habil y locuaz chico” en la escala “2” desde el principio y a la “timida chica” en la escala más inferior, la “0”, a pesar de que tienen la misma cualificación. Esta primera escala salarial puede condicionar durante años. Es difícil decir hasta qué punto existe la discriminación salarial. Varias investigaciones hablan de brechas salariales de género que no se pueden explicar. Posiblemente estas brechas no explicadas indiquen discriminación salarial. Para complicar las cosas: estas diferencias salariales que se pueden vincular a causas comprensibles, no obstante, podrían estar teñidas de discriminación. Es difícil poner el dedo en la llaga.

La desigualdad salarial para trabajos similares puede darse en el interior de equipos o departamentos, empresas y sectores productivos, El trabajo similar se compara en términos de las cualificaciones requeridas para su correcto desempeño. Así en principio, hombres y mujeres desarrollando trabajos similares deberían ser retribuidos con igualdad y recibir el mismo salario por hora, Esto implica que su tipo de contrato (fijo o no) o la duración de su semana laboral (tiempo parcial o completo) no puede servir como pretexto para una remuneración desigual

¿Qué es la discriminación salarial?

La discriminación salarial aparece cuando individuos con la misma preparación y experiencia laboral y que desempeñan trabajos similares, son retribuidos de manera diferente. La ley en la gran mayoría de países prohibe la discriminación salarial en base a:

  • género y disposición sexual nacionalidad
  • edad
  • estado civil
  • origen o procedencia
  • país de origen
  • etnia
  • religión

¿Dónde ganan más los hombres? ¿Es justo?

Las mujeres en muchos países, en promedio, tienen salarios por hora por debajo de los de sus compañeros. Estas diferencias salariales varían entre un 10 y un 40 por ciento, comparando y promedienado toda la población trabajadora dividida por género. Formalmente estas diferencias se justifican. Pero ¿son justas? No, en realidad no. En la práctica, las mujeres parecen no poder dedicar tanto tiempo para ganar (mucho) más. A menudo tienen más trabajos que hacer que los que implican retribución, si se añaden las responsabilidades domésticas. Y a veces son acosadas sexualmente por los hombres, con consecuencias sobre su carrera incluyendo dejar un trabajo debido al estrés que les genera esta situación. Hay muchas razones para las diferentes opciones profesionales que hacen las mujeres. No obstante, tanto hombres como mujeres consideran estas diferentes opciones como bastante normales. Sin embargo, las consecuencias (a largo plazo) de sus decisiones mantienen los niveles de ingresos de las mujeres por debajo.

¿Dónde ganan más las mujeres?¿Es justo?

En unas pocas profesiones en algunos países ocurre que las mujeres ganan más que sus compañeros varones. Esas mujeres tienen la misma o mejor formación académica, trabajan a tiempo completo y han podido negociar sus salarios. Estas mujeres modernas, altamente conscientes de su potencial, son mayoritariamente jovenes. Todavía son excepciones. No hay un solo país en el que mujeres de todos los grupos de edad superen y sean más numerosas que los hombres en términos de ingresos obtenidos.

2. ¿Cómo emergen las diferencias salariales de género?

¿Qué es lo que muestra las diferencias salariales?

Algunas de las diferencias o brechas salariales emergen cuando se paga a los individuos de manera discriminatoria. Esa discriminación puede estar basada en la etnia, el sexo, la religión o simplemente en ""la sensación"". Las diferencias salariales, sin embargo, también pueden venir como consecuencia de una aplicación demasiado informal de las descripciones y escalas de los puestos de trabajo. Para la medición de las diferencias salariales es importante conocer qué descripciones de puestos de trabajo se han utilizado para la escala de los trabajos concretos que realizan hombres y mujeres.

¿Cuáles son las raíces de las grandes brechas salariales?

Las brechas salariales pueden crecer a raíz de series de elecciones que los individuos afrontan y realizan en sus vidas laborales. Esas elecciones están relacionadas con:

  • educación
  • ocupación, profesión u oficio
  • sector
  • empresa grande o pequeña
  • trabajo a tiempo parcial o jornada completa
  • formación adicional en el trabajo.

Hombres y mujeres realizan diferentes elecciones, usualmente más relacionadas con el género que con una cuestión de libre elección. Por ejemplo, en la elección de una formación académica más compatible con la vida familiar. O un trabajo que puede desarrollarse más facilmente mientras se atiende a una familia, por ejemplo con jornada flexible o a tiempo parcial. O un trabajo más cerca del domicilio (generalmente en una pequeña empresa), dado que hay más pequeñas y medias empresas que grandes, cuando, como regla general, las grandes empresas pagan mejor.

Dado que hombres y mujeres eligen sus itinerarios de carrera profesional relacionados con estereotipos de género, esas decisiones son cruciales y merecen una especial atención dadas sus consecuencias a largo plazo. La mayor parte de la brecha salarial de género la causa la formación académica y la elección de ocupación de sector combinados. Y considera también, que el trabajo a tiempo parcial puede que no implique una gran diferencia por hora trabajada, pero siempre se traduce en llevar a casa menos dinero a final de mes.

La brecha salarial de género se incrementa con la edad

Con el incremento de la edad la brecha salarial se ensancha. Parece que no es solo responsabilidad de la elección de la trayectoria académica. Hoy en día, generalmente, las mujeres tienen el mismo nivel educativo que los hombres, lo que es bastante diferente de lo que ocurría hace apenas una década. Parecería que las diferencias salariales también las causan un par de hechos: el que las mujeres frecuentemente y por periodos más largos de tiempo trabajan menos horas que los hombres y que tienden a interrumpir sus carreras profesionales. En contrate, los hombres tienden a trabajar jornadas más largas y tratan de evitar las interrupciones en su carrera. Esa continuada experiencia laboral contribuye a unos mayores ingresos.

Las grandes diferencias aparecen cuando los hombres optan por jornadas laborales más largas y obtienen promoción profesional, mientras que las mujeres reducen su jornada laboral y se apartan del desarrollo de sus carreras. Estas diferencias se magnifican incluso cuando las mujeres deciden abandonar sus trabajos una vez sus maridos se han retirado como pensionistas. Si el marido cobra una pensión razonable no debería ser un problema. Pero si la pareja se divorcia o el marido muere prematuramente, estas mujeres financieramente dependientes pueden verse abocadas a una existencia precaria, o a la pobreza.

Las diferencias salariales se pueden manifestar desde el primer trabajo

En sus primeros trabajos los hombres y las mujeres ya puede que reciban salarios diferentes. Las causas sistémicas son la formación académica, elección de trabajo, profesión u oficio y sector. Pero también la clasificación profesional y la capacidad negociadora juegan su papel. Mientras los hombres frecuentemente negocian su posición y salario, las mujeres tienden a hacerlo con menos frecuencia y tenacidad. Una vez el salario se ha fijado, este nivel inicial puede tener repercusiones para años posteriores. Cada nuevo empleador podrá preguntar sobre salarios anteriores. No estarás obligada a responder pero normalmente esa información se facilita, perpetuando la posible brecha salarial previamente existente al siguiente nivel.

Diferencias salariales, evaluación y calificación del puesto de trabajo

La evaluación del puesto de trabajo es una manera sistemática de comparar trabajos dentro de una empresa y/o sector de la producción. De esta manera los trabajos llevan aparejados deberes, competencias y responsabilidades. Estos aspectos son sopesados y se les asignan puntos. De esta forma se diseña una completa jerarquía de puestos de trabajo, en la que cada puesto vale tantos puntos. Estos puntos o calificaciones se usan para fijar los salarios. Los sistemas modernos de trabajos son neutrales al género, significando esto que las cualificaciones masculinas no son sistemáticamente sobreevaluadas en relación con las femeninas y vice versa. Un sentimiento que no puede ser medido ya no podrá invocarse para una promoción o un descenso de categoría.

Diferencias salariales, clasificación profesional y emolumentos

Teniendo en cuenta las evaluaciones de puestos de trabajo y sistemas de calificación, clasificar a los empleados y empleadas no debería ser difícil. Sin embargo, con frecuencia ocurre que mientras las mujeres son clasificadas (justamente) de acuerdo con sus competencias reales, los hombre son de alguna manera clasificados por encima. Los hombres habitualmente también obtienen más extras, como coche de empresa, teléfono móvil, bonus, etc. Estas diferencias se explican por el hecho de que las mujeres trabajan menos horas o que, simplemente, no piden los citados extras. También puede que se asuma automáticamente que las mujeres no necesitan estos emolumentos, en tanto que los hombre, sí, dado que el hombre es el principal aportador a los ingresos familiares (incluso en los casos en que esto no es de aplicación). Esas asunciones no cuestionadas, prejuicios, y la resignación pueden posiblemente incrementar la brecha salarial. Como cada clasificación también tiene su momento en la negociación, parece lógico que los que cambian de trabajo con más frecuencia, terminen más arriba en las escalas de promoción.

Diferencias salariales, sea la empresa grande o pequeña

Es comprensible el porqué las grandes empresas pagan mejor, como norma. Ciertamente ocurre con las multinacionales. Pero esta regla no se aplica automáticamente a grandes organizaciones como agencias gubernamentales, escuelas, minoristas u hospitales. Pueden ser grandes, pero sus niveles salariales no están a la par con el de los sectores comerciales. Por otra parte, con frecuencia ofrecen regulaciones más flexibles para el equilibrio de la vida laboral y familiar. Esto se explica por el hecho de que relativamente más mujeres que hombres están empleadas en estos ultimos sectores (por ejemplo minoristas, escuelas y hospitales)

En las pequeñas empresas normalmente los salarios son inferiores. Sin embargo, este menor nivel se compensa relativamente por la mayor cercanía del centro de trabajo, evitando tiempos de desplazamiento, lo que es conveniente para la vida familiar. Estos aspectos combinados pueden contribuir al hecho estadístico de que las mujeres, en promedio, trabajan por menos salario que los hombres. Desarrollar una carrera profesional es más fácil en las empresas grandes y también está mejor pagado, pero acarrea un precio en términos de vida familiar.

Diferencias salariales e interrupción de la carrera profesional

Interrumpir la carrera profesional, aunque solo sea por un par de años, implica un sacrificio salarial y menores oportunidades futuras. Unas pocas semanas no son un problema, pero unos pocos meses empiezan a serlo. Parar por dos años se penaliza. Es más, el retorno al trabajo en un nivel similar es menos probable conforme pasan los años. Resumiendo: a los empleados con una sólida formación profesional les aconsejamos continuar trabajando, invirtiendo en sus capacidades y acumulando experiencia.

Las interrupciones en la carrera profesional también pueden tener consecuencias sobre la pensión de jubilación

Diferencias salariales y formación en el trabajo

Aprovechando uno mismo la oportunidad de realizar cursos profesionales adicionales durante el trabajo puede ser rentable y dar lugar a un aumento del salario por hora. Algunas empresas requieren capacitación en el trabajo y pagan por ello. Otras lo permiten y alientan pero no pagan por ello. Las prácticas varían según el país, el sector, el convenio colectivo o la empresa. En términos generales, la regla es: capacitación adicional es rentable. Sin embargo, mientras que las mujeres en la flor de su vida tienden a reducir sus horas de trabajo, los hombres en la cima de sus habilidades más a menudo optan por trabajar más y hacer carrera cuando se presenta la oportunidad.

Diferencias salariales y trabajo a tiempo parcial

Allí donde predominan los salarios bajos parece irrelevante si hombres o mujeres trabajan a tiempo parcial o tiempo completo. Sin embargo, donde y cuando el tiempo completo es más común o las jornadas más largas de trabajo se convierten en norma, los salarios por hora tienden a subir. Dicho de otra manera: el trabajo a tiempo parcial no es sólo perjudicial para los ingresos mensuales, sino también para el salario por hora.

Sin embargo, trabajar a tiempo parcial parece una elección más inteligente que no hacerlo en absoluto. Para todos los casos posibles (desde el punto de vista de los ingresos) trabajar tiene más sentido que no realizar un trabajo pagado. Trabajar a tiempo completo es más sensato y abre nuevas opciones, como coche de empresa o formación en el trabajo. Por contra, el trabajo a tiempo parcial puede contribuir a una vida más relajada.

En conclusión: dónde y cuando los salarios por hora son relativamente altos para un nivel educativo determinado, la elección de (grandes) trabajo a tiempo parcial es comprensible.

Puestos ejecutivos y diferencias salariales

No todos los puestos de nivel ejecutivo se pagan (mucho) mejor. Peor aún: en pequeñas empresas con pocos niveles de gestión, ser el jefe puede mejorar la situación personal, pero no necesariamente la paga. Un supermercado o un colegio, por ejejmplo, son organizaciones relativamente planas. Esto también es aplicable a empresas que emplean a muchas mujeres. En ellas la Dirección no recibe exorbitantes cantidades de dinero. Por contraste, una gran y compleja empresa ofrece usualmente (muchas) más oportunidades de carrera. Subir la escalera profesional significa que uno puede negociar también la retribución, incrementando el salario hora en cada peldaño.

3. ¿Qué hacer con las diferencias salariales?

Diferencias salariales y transparencia

La publicación de los sueldos y salarios por parte de empresas o en los sectores hace que sea más fácil de sacar las diferencias salariales inmerecidas a la palestra. Comparar el propio salario en Wageindicator ciertamente ayuda, al igual que los Convenios Colectivos o las leyes sobre igualdad retributiva.

Allí donde afloran dudas sobre los méritos de las diferencias salariales, consultar con los colegas o con un sindicato es la primera acción sensata a llevar a cabo. Acudir a los tribunales es la última opción. La investigación y la consulta son una buena manera de empezar. Usa TuSalario.org/Honduras.

Diferencias salariales y acción (social)

Cuando la brecha salarial de género es (demasiado) amplia, los individuos afectados, sus familias, los sindicatos, partidos políticos, parlamento y gobierno puede hacer algo al respecto.

Cuando como mujer ganas menos que un hombre por trabajos de igual valor, eres libre de iniciar una acción legal. No es un camino fácil, pero puedes requerir ayuda de los sindicatos y consultar Wageindicator.

¿Qué puede hacer una mujer contra las diferencias salariales?

Cuando como mujer trabajadora decides que un mayor salario/hora ahora y en el futuro, es importante, considera lo siguiente:

  1. Elige tu trayectoria académica conociendo dónde está la demanda y con un ojo puesto en el futuro laboral.

  2. Termina la formación que inicias (¡obtén tu diploma!).

  3. Elige un sector, rama o industria que pague mejor (por ejemplo en las bellas artes se cobra menos que en la sanidad).

  4. Elige un trabajo multifacético, aprende habilidades que puedan ser aplicadas al mayor número de facetas.

  5. Elige, posiblemente, una pareja que apoye tu deseo de trabajar para vivir.

  6. Si quieres crear una familia, elige un pareja que apoye tu deseo de trabajar para vivir y comparta las labores familiares.

  7. Si puedes opta por el tiempo parcial y no por dejar de trabajar.

  8. Elige una gran empresa que de facilidades para el cuidado de personas dependientes.

  9. Si tienes hijos o hijas puedes trabajar para una empresa local, más pequeña, reduciendo los tiempos de desplazamiento y permitiendo un mejor equilibro de vida laboral y personal.

  10. Negocia tu salario a cada nueva oportunidad en tu carrera.

  11. Discute de manera regular tu carrera con tu pareja, otros miembros de la familia, tus colegas: una carrera profesional necesita de cuidados (al igual que tu pareja, casa, hijos e hijas, etc.).

  12. Mantén tu formación al día, con formación en el trabajo o en cursos relacionados con su actualización, en tanto que el mercado de trabajo cambia cada vez con mayor rapidez.

  13. No te olvides de tus derecho a pensión o tu fondo de pensiones.

Las diferencias salariales ocurren y son inevitables, como envejecer. Sin embargo las brechas inmensas devienen problemáticas, no sólo para ti como individuo sino para toda la sociedad. El gobierno y los hombres y mujeres de negocios deberían saberlo. Un buen punto de partida sería tratar de obtener el máximo provecho del trabajo que haces, también financieramente. Y, por supuesto, incluso antes, está la elección del tipo de formación académica , especialmente con respecto a qué puestos de trabajo son más demandados. Algunos trabajos se pagan mejor y llevan a sectores que pagan mejor. También debes estar alerta para detectar las diferencias salariales inmerecidas, y que pueden apuntar a las desigualdades discriminatorias en la remuneración, prohibido por ley.

¿Cómo puede una mujer ganar más?

Trabajar a tiempo completo es la mejor respuesta, en tanto que incrementa las opciones para formación adicional, promoción y puestos ejecutivos, tanto para hombres como para mujeres. Ganar un buen salario empieza comparando trabajos y sectores al elegir el punto de partida de un itinerario profesional. Algunos trabajos son mejor pagados, también porque requieren de mayor cualificación. Algunos sectores y ramas de la producción pagan mejor.

¿Qué pueden hacer los miembros de la familia y los colegas para combatir las diferencias salariales?

Cuando un hombre y una mujer, que tienen familia, están de acuerdo en que cada uno debería tener una vida laboral y luchar por la independencia económica, se deben crear condiciones para permitir a ambos progenitores compartir los deberes familiares y cuidar de sus hijos e hijas. Y dado que la mayoría de hombres y mujeres que trabajan tienen familia, sus compañeros probablemente estén afrontando los mismos problemas.

A raíz de esto, debería ser más fácil evaluar cada paso de la carrera profesional y ver si tiene consecuencias positivas o negativas en términos de ingresos.

Puede que sea difícil, en tanto que cada individuo tiene que competir en su propio entorno de trabajo, pero aún así, necesario.

¿Qué puede hacer un empresario contra las diferencias salariales no basadas en el mérito?

Los empresario pueden al menos facilitar la transparencia de los salarios y tener la vista puesta en las oportunidades de promoción tanto para mujeres como para hombres. El empresario debe también facilitar la combinación de vida laboral y familiar, especialmente cuando los hijos son todavía pequeños, ofreciendo, por ejemplo, mayor flexibilidad. Los empresarios pueden impedir el despido de las trabajadoras embarazadas y crear condiciones de trabajo seguras y saludables para ellas. El empresario también puede vigilar de cerca la clasificación profesional de los hombres y las mujeres, tratando de evitar las diferencias salariales injustificadas que se arrastran a través del favoritismo de género automático.

El empresario puede adherirse a convenios colectivos abiertos a la flexibilidad horaria y a las oportunidades de carrera, presentes y futuras.

¿Qué pueden hacer sindicatos y asociaciones patronales contra las diferencias salariales no basadas en el mérito?

Ambas organizaciones pueden acordar que la brecha salarial en las empresas no pueda sobrepasar ciertos niveles. Pueden abogar por un salario mínimo legal que sea fácil de aplicar.

Ambas organizaciones tienen interés en Acuerdos de Negociación colectiva que permitan a las mujeres progresar en sus puestos de trabajo y desarrollar una carrera profesional, empezando ahora y progresando hacia el futuro.

¿Que pueden hacer las organizaciones políticas, el parlamento y el gobierno contra las diferencias salariales no basadas en el mérito?

Las diferencias salariales de género pueden convertirse en un ite permanente en las agendas socio-económicas, a través de un debate contínuo. Las organizaciones políticas, el parlamento y el gobierno, desde sus respectivos roles, responsabilidades y puestos pueden prestar atención directa y ayuda en:

  • la creación de balances trabajo-vida adecuados
  • la provisión de educación y formación adecuada para todos los grupos de edad.

Las mujeres, sus parejas, miembros de su familia, colegas, interlocutores sociales, partidos políticos, parlamento y gobierno tienen interés en que existan mujeres preparadas, que usen sus capacidades y conocimientos, ganen su propio salario, paguen impuestos y disfruten de independencia económica mientras lo hacen, evitando así ser más pobres conforme se hacen mayores.

4. ¿Cómo solicitar un trabajo?

¿Cuáles son los trabajos típicamente femeninos?

No existe una frontera clara entre trabajos masculinos y femeninos. En la práctica esa diferencia se refiere a ocupaciones en las que trabajan una mayoría de hombres o de mujeres. Desde este punto de vista las ocupaciones típicamente femeninas incluyen trabajar como empleada del hogar, servicio domestico, enfermera, cuidadora, dependienta, camarera, cajera, profesora, secretaria, recepcionista, administrativa u operadora logística. Estos salarios son relativamente bajos y los puestos ofrecen pocas perspectivas de progreso profesional. En contraste existen un puñado de ocupaciones y puestos en los que mujeres con alta preparación destacan y son bien pagadas: abogada o jueza, relaciones públicas y marketing, expertas en comunicación y medios.

Entra en el Comparador Salarial de esta página para un rango de puestos de trabajo y compara las indicaciones salariales resultantes.

¿Cuáles son los sectores típicamente femeninos?

Al igual que en los puestos de trabajo, no es fácil definir de manera precisa qué sectores son masculinos o femeninos. Sin embargo, las mujeres son más numerosas en los sectores de limpieza, sanidad, hosteleria y catering, comercio minorista, educación primaria y en los sectores administrativos y de secretariado

Entra en el Comparador Salarial de esta página para un rango de puestos de trabajo y compara las indicaciones salariales resultantes.

¿Hay diferencias salariales entre los sectores masculinos y femeninos?

Dado que en los sectores dominados por varones el número de hombres que trabaja supera al de mujeres, los niveles salariales medios en sectores masculinos son más altos que los niveles salariales en los sectores y oficios con mayoría de mujeres.

Entra en el Comparador Salarial de esta página para un rango de puestos de trabajo y compara las indicaciones salariales resultantes.

¿Pagan mejor las multinacionales?

Las multinacionales casi siempre son grandes sociedades anónimas. Debido su tamaño, pagan mejor. La otra cara de la moneda es que a menudo requieren que sus empleados hagan largas jornadas de trabajo; horas extraordinarias que no son compensadas. Parte de los ingresos que ofrecen pueden consistir en acciones anuales de beneficios y / o bonos, posiblemente pagados en acciones de la compañía.

¿Hay diferencias entre los sectores públicos y privados?

En general las diferencias salariales en el sector público tienden a ser menores que en el sector privado. Los trabajos menos cualificados en el sector público son generalmente algo mejor pagados, y los de más alta cualificación algo menos comparados con el sector privado.

¿Son los sectores femeninos favorables para el trabajo de padres y madres?

Los sectores mayoritariamente femeninos como norma ofrecen más (mayores) trabajos a tiempo parcial o trabajos menores. Además frecuentemente ofrecen (más) flexibilidad horaria.

¿Por qué es preferible un contrato fijo?

Un contrato fijo normalmente está mejor pagado que uno temporal o flexible. Por supuesto no siempre se da la opción, pero la permanencia es más segura con un contrato fijo.

¿Cuáles son los requerimientos mínimos para un contrato adecuado?

Un contrato siempre menciona los nombres y direcciones de las partes contratantes, la fecha de finalización, inicio y vencimiento del contrato (es decir, el período), ingresos o salario, horas de trabajo, tipo de trabajo, periodo de prueba y de preaviso. Los contratos deben estar firmados para ser legales.

¿Como valorar otras condiciones de trabajo?

Además del salario bruto y de la jornada laboral, un contrato de trabajo también recoge otras condiciones de trabajo. A menudo no se valoran en términos monetarios, aunque tienen un valor dinerario. Por ejemplo el reembolso de gastos relacionados con el trabajo, coche de empresa o teléfono gratuito, acceso a la formación en el trabajo, licencias adicionales por encima del mínimo legal, flexibilidad horaria, la opción de trabajar desde casa, etc.

¿Qué citar en el propio CV?

  • Nombre y dirección
  • Ultima actualización de tu C.V.
  • Tu educación y formación, no simplemente la relacionada con el trabajo
  • Actividades sociales como muestra de tu compromiso, incluyendo trabajo voluntario y como becario en prácticas
  • Idiomas, activos y pasivos (capacidad para leer y entender).
  • Conocimiento y uso de herramientas informáticas.
  • Conocimiento y uso de redes sociales.

Para más información sobre CV visita Monster.com

¿Qué incluir en una buena solicitud de trabajo?

Una carta o solicitud de trabajo acompaña a tu CV. Debe ser corta y concisa. Debe hacer referencia a la causa de la solicitud de ese trabajo, es decir si se conoció a través de un anuncio, de palabra, etc. Debe dar una motivación personal, dando a entender que se entienden lo que la función, puesto o trabajo ofrecido conlleva. El destinatario debe ver claramente que te has puesto en su lugar y entendido sus necesidades y/o demandas. La carta debe respetar el formato estándar, con fecha y firma, incluso si se trata de un correo electrónico (bastante corriente hoy en día).

Más información sobre la solicitud, visita Monster.com

¿importa la apariencia?

Un buen aspecto, una apariencia limpia y representativa ciertamente cuenta, y es lo más inteligente, sobre todo de cara a una entrevista de trabajo

No seas tímido o tímida. Consulta con tus amigos y familia previamente para ver si estás adecuadamente presentable.

¿Por qué negociar tu salario?

Todo el mundo es libre de negociar. Negociar el propio salario es una opción inteligente. Prepárate. Habla con familia y amigos, colegas, investiga online. Comprueba salarios en esta misma web. Busca y lee el Convenio Colectivo si existe. Haz una lista con tus aspiraciones y ordenálas: qué es crucial, qué va en segundo lugar. Negociar es dar y tomar (puedes no querer trabajar los sábados, pero tal vez te interese si pagan más). Ensaya antes de afrontar una negociación real.

Sé consciente de que lo que cuenta es el resultado. Una reunión amigable, pero con una conclusión abierta y sin nada reflejado en papel, realmente no cuenta.

La idea de que las mujeres no deberían negociar es absolutamente caduca. En muchos países, en muchas grandes empresas las mujeres ya ocupan altos puestos. Puedes estar seguro de que han aprendido como negociar en su progresión profesional.

Evaluación del desempeño y diferencias salariales

En las mayores y más complejas empresas las evaluaciones anuales del desempeño tiene mucha importancia. Deben ser tomadas en serio, en tanto que tus futuros ingresos y perspectiva de carrera dependen de esas entrevistas. Previamente comprueba el Convenio y las normas y regulaciones internas. Son los momentos es los que se puede mejorar el propio trabajo y oportunidades. Ello significa: Prepárate, prepara una lista con tus aspiraciones: ¿más salario, más licencias, más formación?

Sé consciente de que cada pequeño paso adelante en estas entrevistas es un paso hacia arriba en el escalafón, y se añade a la cuenta acumulada en los años siguientes.

¿Por qué negociar sobre salarios en un pequeño trabajo?

Un trabajo pequeño no es necesariamente poco importante por ello. Al preparar las negociaciones comprueba si hay posibilidades de crecimiento profesional. Utilízalo como trampolín, comprueba si presenta oportunidades de formación, participación en un plan de pensiones, posibles horas extras esporádicas que aumentan la paga, compensación de gastos relacionados con el trabajo, plan de ayuda a cuidado de hijos, cosas de ese estilo.